viernes, 26 de septiembre de 2014

[Reseña del show] La Noche del Desierto - Picaporters - Capitan Espora - Bosque Rojo



Jueves a la noche en Olivos fue la fecha en el Warhol Bar donde tocaron Picaporters (La Plata), Capitán Espora y Bosque Rojo bajo el rótulo que se conoció como La Noche del Desierto. Ya había visto varias veces a los chicos de Picaporters y en una oportunidad en el barrio de Almagro -donde tocaron en el CC Archiabrazo- a Capitán Espora junto a Katón. Pero nunca había podido escuchar a Bosque Rojo. Fue la oportunidad perfecta para ver una banda de stoner metal que recién comienza a desenfundar sus armas.

El viaje hasta Olivos fue una invitación que agradezco muchísimo a la gente de Picaporters. Fue una semana antes de esta fecha en la que me los crucé en la sala dónde ensayan y hablando del proyecto de ellos salió el tema de que iban a hacer un show donde tocarían con Capitán Espora y Bosque Rojo. Si bien tengo una buena cercanía con esta banda platense, nunca había viajado con ellos a un show fuera de la ciudad. A fin de cuentas, el stoner metal de Picaporters ya lo había testeado en repetidos shows que dieron en los últimos meses en La Plata. Ahora era oportunidad para ver un par de bandas nuevas y conocer gente a fin.

El lugar en cuestión es el Warhol Bar en Av. Maipú al 4185. Nunca había visitado el lugar haciendo de Warhol Bar una incógnita sobre cómo iba a ser. Desde el trato hacia las bandas y si iba a sonar bien. Llegamos unos minutos pasadas las 21:30 hs con tiempo de sobra para ir esperando la recepción de la gente que había prometido ir. Así fue el caso del Tío Fer de Sabiasangre que dio presente y nos quedamos hablando. Cuando lo saludé y me presenté, al poco tiempo aparecieron los chicos de Die Zappa entrando por la puerta principal. Eran Jonás y Germán, baterista y violero de Die Zappa. Nos pusimos a hablar y hacer los sociales correspondientes que se dieron como previa para contarme sobre los proyectos de sus bandas.

Hacer estas cosas a uno lo ponen en la situación de quedar como medio. Como medio de información y como medio para ir presentando a las bandas entre sí. Quizás las cosas más lindas de todo esto es estar presentando a las bandas porque ahí salen nuevas fechas cuando todo sale bien. Después está en mí tratar de escribir algo sólido para una reseña o hacer una historia post-festum de lo acontecido. También es toda una responsabilidad todo esto porque suceden muchas cosas en el medio de un show ya que se da la posibilidad de estar charlando con la gente de otras bandas que se viene a ver un show. Saber que suena una banda de stoner, psicodelia y demás estilos afines, empujó a más de uno a una reunión de cabezas de las vibras stoneras.

Así fue el caso del frontman de Sabiasangre y los amigos de Die Zappa. Pero mientras hablaba con el Tio Fer de Sabiasangre sobre las bandas de la zona -el tipo tiene una muy buena data- apareció un chabón entregando algunos panfletos muy prolijos de la fecha del viernes 26 en el Emergente Bar (ver acá). Era un integrante de Halo Trío, me dijo cuando le comenté que yo había escrito sobre Elefante Guerrero Psíquico Ancestral (ver acá) y Halo Trío (ver acá). Desde ya le agradezco el hecho de haberme pasado la edición física del disco de Halo Trío.

Para ese entonces estaba sonando Capitán Espora que se despachó con el repertorio que había hecho el 30 de agosto en el Archiabrazo cuando compartieron la fecha con Katón y Los Corderos. En esa oportunidad y en la de anoche en Olivos, los amigos de Capitán Espora se recorrieron las canciones del disco editado por Blast-o-Rama Records que salió en 2012 y que hoy también está distribuyendo la gente de Sick-O-Delic Records para cerrar con un cover de Los Doors. Luego fue momento para Picaporters.

Picaporters viene dulce con la presentación de la edición física de Elefantes. Como siempre, el power trío con base en La Plata arrancó el show con Hijo de Gaia haciendo temblar el piso y las paredes del Warhol Bar. Fue momento de acercarme a los chicos de Die Zappa que estaban mirando el show desde cerca y que estaban pidiendo sentir vibrar el suelo. Fue momento para el stoner con sello Picaporters. Los muchachos se lucieron y fue oportunidad para disfrutar el repertorio de la gente de La Plata. Luego de esto me alejé un poco para ir viendo la reacción de la gente y se podía ver un tumulto con hambre de bandas del palo. Ganas de ver sonar una banda que sepa qué es Black Sabbath para la vida y cómo es que se puede usar un buen cabezal y unos buenos cogollos.

Luego de la gente de Picaporters, vino el intermedio. Iba a sonar la banda por la que estaba más ansioso por ver. Quería testear a Bosque Rojo en vivo y saber bien lo que era el proyecto ya que lo único que había escuchado eran algunas grabaciones que había en la cuenta de soundcloud que tiene la banda. Bosque Rojo es una banda tiene unos meses de vida recién pero que por la fuerza de este stoner metal que se está asomando desde la zona norte del Gran Buenos Aires.

La espera, el viaje, todo se había resumido en la última banda que estaba sonando en el Warhol. Se había hecho larga la espera para Bosque Rojo. Era un jueves a la noche -noche de un día laboral- y los Die Zappa y el frontman de Sabiasangre se habían retirado. Era claro que la hora no ayudaba para la rutina del día a día de muchos. Pero ahí estaba yo entremedio del tumulto esperando ver un show de una banda que viene prometiendo sonar fuerte y hacer cosas muy interesantes. Con la bella Camila Fourcade adelante para tomar el micrófono, el bajista Germán Gimenez-Peruzzi de espalda al público y con Roma Ramirez en la batería y Mariano "Coto" Morales a la derecha de la batería comenzaron el show.

A mí las bandas con una mujer en las voces me compran muchísimo por lo que ya tenía altas expectativas sobre este show. Aparte por fin podía ver a la banda de mi amigo "Coto" Morales en acción. Fue así que tranquilo y manso fue dando golpes entre riffs y platillos estridentes que la banda fue dándose paso a una presentación en la que tuve la fortuna de presenciar. La banda tiene aquellas cosas que hacen falta hoy en día para sonar fuerte en un show vivo del under local, stoner metal al palo y unas voces psicodélicas geniales que servían para hacer un fondo a los punteos del "Coto" Morales en guitarra. Tendría que preguntarle a la banda cuál fue la canción en la que Roma Ramirez soltó un solo de bata que rompió todo. El tándem batería-guitarra de Bosque Rojo se ve que está sólido y el agregado de una noche entre semana para un show de stoner metal fue la ocasión especial para la gente afín.

Seguramente después vendrán muchísimas cosas más sobre este proyecto. Están preparando un EP y lo que se viene va a sonar heavy. Estas cosas son las cosas que a mí me dejan manija por lo que voy a estar atento a lo que venga haciendo este cuarteto de zona norte del Gran Buenos Aires. Por ahora no puedo dejar de agradecer a todas las bandas por este show en una noche de un jueves laboral.

Y para cerrar estas palabras voy a dejar la grabación que tienen online la gente de Bosque Rojo en la fecha que compartieron con Montenegro a finales de junio en el Garden Groove (Olivos).








FOTO: Bosque Rojo en el Garden Groove por Camila Centeno


INFO DE LAS BANDAS DE ANOCHE

CAPITAN ESPORA: facebook - bandcamp - myspace

PICAPORTERS: facebook - bandcamp - sitio oficial

BOSQUE ROJO: facebook - soundcloud




No hay comentarios:

Publicar un comentario