lunes, 6 de octubre de 2014

Los Peyotes, Montenegro y Picaporters en Zaguan Sur {review de la noche}



Viernes a la noche en el barrio porteño de Balvanera, en Zaguán Sur, se dio lugar para la noche en que tocaron la gente de Los Peyotes, Montenegro y Picaporters. En los últimos 10 días, PICAPORTERS tocó 3 veces y he ido a las 3 fechas. Una en Olivos -ver acá-, otra en La Plata -ver acá-, y la última de anoche en el ZAS. Fui con la banda desde La Plata hasta el ZAS y habremos llegado un rato antes de las 22 hs. Los chicos de Montenegro nos estaban esperando junto con el tecladista de Los Peyotes y al sonidista del lugar para hacer la prueba de sonido. Los chicos se conocían todos por lo que era cuestión de darme a conocer y saludar a personas que había interactuado vía mail, facebook desde hacía casi un año.

Yo tengo un respeto muy alto por el trabajo de la Sick-o-Delic Records y la gente de Montenegro por lo que la ocasión se presentaba como la ocasión perfecta para ir charlando sobre las bandas, las movidas y el hecho de ser un sello que se autogestiona desde el corazón mismo de Montenegro como es el caso de Luciano Marchisio y Gonzalo Rubio García. Yo estaba ahí también para hacer el aguante en la puerta pero también para ver en acción a estos monstruos de la psicodelia pesada y su gaucho libertario. Lo bueno, también, de estas cosas son las previas y los post show porque ahi se da la oportunidad de la distensión y es cuando las bandas hacen sus proyecciones sobre lo que será el show y lo que fue el show.

Quizás debería haber estado más pendiente sobre lo que hicieron las bandas pero como estuve atrás de una función muchas cosas se me han escapado. Muchas veces estando en la puerta, bancándome a la gente que no tiene ni siquiera una noción del esfuerzo de los músicos para poder organizar una fecha, el tipo de seguridad que me decía a cada rato lo que debía hacer, la mina totalmente irrespetuosa que me quería pegar una calco en la frente porque ella "era artista y quería promocionar su banda", yo estando entre todo ese quilombo mucho no pude ver a las bandas. Lo cierto es que nadie me quita la satisfacción de ser partícipe de una noche en la que tocaron dos popes pesados de la Sick-O-Delic Records como MONTENEGRO y PICAPORTERS.

Con estas condiciones para una noche en la que yo quería escribir sobre lo sucedido hace que mi trabajo apunte hacia cuestiones que tienen que ver poco con lo artístico y tienen más que ver con estar pendiente sobre cómo sería la recepción de un público porteño que vino a acompañar el proyecto de unas bandas locales en el barrio de Balvanera. Todavía me resulta increíble que las cosas que estén dando así y la verdad soy agradecido a las bandas por el lugar de privilegio que me están dando. Conocerlos entre la ansiedad que se tiene antes de un show y en la plenitud que se siente después de dar un buen show es parte de un privilegio en que siempre voy a estar agradecido.

Las cosas iban a ser simples. Los amigos de PICAPORTERS iban a tocar primero y después iban a hacer lo suyo la gente de MONTENEGRO para luego darle cierre a LOS PEYOTES. La fórmula de la noche fue stoner pysch metal bajo la conducción de la SICK-O-DELIC RECORDS y después la frutilla del postre con el proyecto rockability surf de LOS PEYOTES. Con estas condiciones se fue dando una noche en que la gente se terminó copando mucho con el surf garagero rockability de LOS PEYOTES. Sinceramente me ha sorprendido esta banda que me recordaba mucho a The Seeds haciendo bailar a muchos de las personas que fueron a ver a esta banda en especial.

Lo interesante de LOS PEYOTES es que una vez que la banda estaba en el lugar -parece que son de esas bandas que vienen a la hora de tocar y después se van- se llenó de gente con jopo y peinados levantados con algún fijador. Cuando empezaron a tocar fue momento en donde todos se pusieron adelante a bailar un rockability bien garagero, bien ácido. Fue la frutilla del postre a una noche psicodélica en donde la clave fue hacer una noche distinta de bandas donde PICAPORTERS y MONTENEGRO hicieron de soporte a esta banda final.

Lo curioso de esta noche fue que la municipalidad cayó a hacer una inspección. Los inspectores, que parecían sacados de la película de Cocoon, había llegado en una combi blanca de a dos y prometieron que si no se acaba la música a las 2 am iban a enviar a un inspector más para cerrar el Zaguán Sur. Me había comentado sobre la situación de los centros culturales en Buenos Aires pero no pensé que era tan estricto. Pensar que en una de las ciudades más importantes de Latinoamérica sólo se puede tener bandas tocando hasta las 2 am es una cosa sacada de una historia fantástica. Solamente se les puede ocurrir a gente que no tiene ni la menor noción de lo que es una banda de rock.

Para quién no conoce Zaguán Sur, el centro cultural quedó en Moreno al 2320 -casi la esquina de Pichincha-. El lugar tiene todas las comodidades para las bandas y la gente. Con un escenario lo suficientemente grande y con un sonido que acompaña al lugar en extensión, hacen de Zaguán Sur uno de los lugares que vienen tocando muchas bandas que van dejando su sello en las paredes del local con alguna que otra calco. Más allá de todo esto, el lugar no presentaba condiciones como para que se estén haciendo tantas inspecciones y sin embargo a los inspectores se les ocurrió caer de sorpresa a examinar el lugar. El hecho durante la noche no pasó a ser otra cosa más que anecdótico porque todo estaba en regla.

Pero la persecución a los centros culturales es parte de una lógica que sólo se comprende en la competencia del negocio del espectáculo y de la noche. Hay muchos bolicheros, que ante esta situación de cierre de centros culturales, se benefician a sobre manera porque si la gente no puede ir a ver tocar un par de bandas y sólo queda como opción ir a boliches bailables, a la larga terminan consumiendo un boliche y no una banda local que apuesta a la organización de un evento cultural. Es triste que en una de las ciudades más importantes de Sudamérica estén haciendo estas cosas.

En concreto no pasó nada con la municipalidad porque los papeles estaban en regla y se pudo disfrutar de una noche en la que PICAPORTERS tocó junto a los amigos de MONTENEGRO. Yo termino escribiendo sobre estas cosas porque son las cosas que pasan detrás del escenario, dentro de la organización y es la entera verdad cuando agradezco a la gente de PICAPORTERS por llevarme hasta allá y a la gente de MONTENEGRO por confiar en mí para dar una mano y ser partícipe de un show que hacía tiempo tenía ganas de estar.

Hay como siempre, mucha historia que quedará sin escribir pero que hace a la intimidad de las bandas. Ya en mi casa y tratando de recuperarme de estas fechas en las que acompañe a PICAPORTERS, sólo queda revisar el calendario de las bandas y estar pendiente de lo que vendrá. De la mano de MONTENEGRO, estarán esta noche con la gente de SABIASANGRE y LA TUMBA DEL ALCA en San Miguel. De la mano de PICAPORTERS está la fecha que tienen pactada con CREEPY MARY en Bahía Blanca para el 24 de octubre y la del 25 de octubre en Río Colorado.

Anoche tuve la fortuna de estar hablando un poco con Nicolás Romero, frontman de CREEPY MARY. Hablamos de las movidas que se van armando en el sur de la provincia de Buenos Aires y lo que será esa fecha. Es increíble que estos monstruos del stoner doom bahiense me hayan invitado a la fecha que organizan con PICAPORTERS. Ya quedará agendando para Stoned Bunker la visita para este fin de mes.












No hay comentarios:

Publicar un comentario