miércoles, 8 de julio de 2015

KNEI EN PURA VIDA BAR {con sabor a café coñac} {review}


Fiesta Psicopampa VIII: Knei, Montaña Electrica y Leticia Soma
Pura Vida Bar (La Plata, Buenos Aires, Argentina) - viernes 3 de julio

El viernes tocó KNEI en pura vida. En la previa de esta noche, LAS SOMBRAS daba su show en El Emergente - El Abasto (Capital) y a tan solo unos ratitos de presentarse en La Plata, el Ruso y Nico Lippoli llegaron a Pura Vida Bar para tocar en el trío CANEI. Ojo que llegaron con tiempo de sobra, no son estrellas, son manijas de la noche. Al otro día el Ruso me contó la secuencia, algo larga para estar contando acá, pero muy secuencial.

Lo cierto es que eran las 12 y monedas cuando llegó la camioneta de FAUNA RECORDS con la gente de MONTAÑA ELECTRICA y Roberto “El Jeque” Figueroa, batero inquebrantable de la noche CANEI. Saludos correspondientes y a bajar los equipos. Yo hacía dos semanas que no pasaba por Pura Vida, pero sentía que habían pasado mil historias por ese lugar. Al toque cae el resto de la crew de FAUNA, en manada y por partes cae LETICIA SOMA y Nicolás, el negro, de DENSO CRISOL y ATLÉTICO CHIPSET. Todavía había que esperar a que el primer turno se consumara y nos quedamos hablando. Los pibes fueron a buscar algo para comer, la típica, y después volvieron. Estábamos todos y solamente faltaban los dos CANEI que todavía estaban tocando en Capital. Luego vino el cierre del primer turno con equipos que salían y equipos que entraban.

A todo esto, la gente que se acercaba eran o gente que venía a ver a KNEI o gente que llegaba por llegar. O sea, esos pasantes personajes que siempre están dando vueltas, yendo de un lado a otro para seguir su gira.  Y como siempre, cayendo rezagados, todas las demás tandas de gente amiga que se acerca al lugar. Porque Pura Vida Bar tiene eso de ser un antro de la cultura, de la cultura alcohólica y artística. Y mierda que obra de artística que es el firura de la noche.

Fue una fechota, de esas que siempre nos acostumbran en La Plata. Todo esto pasaba con un frío de la concha de la madre más frígida del forro más puto que uno pueda imaginar. Era una noche de petaca, café al coñac o whiskey al café, lo que sea, pero que sea fuerte al pasar y al caer. A pesar de todo el frío que me escavié, sigo sin enfermarme por estar en la calle.

Lo primero que sonó, y mierda que suena, fue LETICIA SOMA. Esos cuatro tipos, Beja -bata-, Santi -guitarra-, Facu -bajo- y Nico -voces-, son capaces de cogerte a tu abuela por los tímpanos. Son los degenerados del metal, que vienen a pasarte la poronga de oreja a oreja, como cual torno industrial y para peor de todo, te desfloran a tu abuela, esa viejita que te cae mejor que tu mamá.

LETICIA SOMA tiene la edición física de su último disco, llamado “Conspiración/Visión/Entendimiento”  bajo el sello FAUNA RECORDS, un disco que marca tres movimientos típicamente hegelianos y típicamente manijas. Como era una fecha FAUNA RECORDS, ese disco de LETICIA estaba en la mesa con los otros discos de la feria que llevan la crew de FAUNA. A parte de este disco había material de LOS ELEFANTE Y EL ARBOL SOLAR (el viejo proyecto de Mati Carranza y Facu Gigena), PROJETO TRATOR (el dúo de sludge podrido de Brasil), HIJO DE LA TORMENTA (stoner doom/psicodélico de Córdoba), TORMENTAS (stoner hardcore punk de México), DEMONAUTA (Fuzz Stoner Chileno), PICAPORTERS (Retro stoned doom platense) y muchos discos más que por la noche no llegué a ver.

Luego vino el momento de MONTAÑA ELECTRICA. Hace unas semanas, la banda compuesta por Matías Carranza en viola y voces, Martín Sosa en bajo y voces y Luciano Verdun en batería, se transformó en algo más grande para darle lugar a la Orquesta del Kaos. Ahí sumaron a Leo Barba de DENSO CRISOL en saxo y Matías de ASTROGUACHO en teclados. Este es el segundo show de MONTAÑA que vi desde afuera, haciendo cosas, porque el anterior no pude ir, y así redondeando esta fila de fracasos exitosos puedo decir que la banda es uno de los proyectos que más manija me pone. Hacer psicodelia vieja escuela, pesada pero latina en el sentido más local del término, es una de las propuestas que más ceban en este primer semestre de 2015.

Vi un Noches de FAUNA Lunar en marzo pasado, antes que vengan dos veces los cordobeses de HIJO DE LA TORMENTA, y que tocaron con DENSO CRISOL y PICAPORTERS en La Cigale (Recoleta), y me volaron la cabeza. Fue una noche extraña, yo estaba muy fisura, ya había llegado fisura, pero no me puedo olvidar como el tipo más tranquilo y podrido -siendo un MIRTHA LEGRANSH- de todos, estaba detonándola en batería, mientras Matías y Martín rockeaban su latino-sentir.

Sigamos la gira “Plantas de Poder”, la forma en que bautizaron las cuatro fechas que hicieron en las semanas que van del 16 de junio al 3 de julio. Repasándola mientras escribo estas líneas me traen recuerdos y no-recuerdos. Por ejemplo, no me acuerdo qué carajo hice el sábado 13 de junio cuando ellos estuvieron en Villa Celina, tocando en Fisura Editions, pero sí me acuerdo qué hice el 19 de junio que me quedé La Plata por hippiarla y 16 de junio cuando fui a La Bisagra. Lo bueno de quedarme en La Plata, ese viernes 19 de junio, fue que pude escuchar el disco de DIE ZAPPA. 

Pero volvamos a la noche fría del 3 de julio, la última fecha de la gira “Plantas de Poder”. La noche fue una réplica de lo que se hizo en Capital Federal a finales de marzo en una LOGIA, uno de los seis ciclos que maneja FAUNA RECORDS. El orden de bandas no tengo idea si fue el que se repitió, pero creo que fue el primer Logia de 2015. El último había sido con KATON, LOS ASTEROIDE y METAMORFICA. Sigo derivando movidas, pasado el show de MONTAÑA ELECTRICA, me pude liberar de la puerta. Con varias veces que hice esta movida de puertearla, ya me vengo acostumbrando a un asunto que nadie quiere hacer y me tiene sin cuidado mientras podamos hacer lo que todos queremos. A mí me sirve para estar escuchando sobre las movidas que fueron y que se vienen y los proyectos que van tomando ritmo y forma a medida que la gente se va moviendo con ellos. Y veo que a las bandas les sirve tener a alguien que cuide la puerta y la gente que entra. Después todo lo demás, es charlable.

Adentro estaban todos, o casi todos, porque cuando la banda suena es como que se chupa la atención de la gente y todo lo demás, todo aquello que es circunstancial es meramente eso, una circunstancia menor. Con el trío pampeano en acción, se resumía una noche que no solo traía frío y bebida, sino extraños buscando lugar. En el repertorio de la noche no faltó la psicodelia pesada, de tintes oscurecidos y el bajo levantado del Mauro “el Ruso” Lopez.

Que campeones, los pibes de La Pampa. Ellos sí que son felices con sus amigos.

Gracias al Rusito, a Nico, al Jeque por todo en esa noche. A los amigos de FAUNA RECORDS, Benja, Nico, Santi y Facu.. A Nico de DENSO CRISOL, a Matías de ASTROGUACHO. A Luche, Tincho y Mati. También a la gente de Pura Vida Bar, porque siempre me tratan de diez. También a Rober, Fran y el Furia, que se pasaron un rato conmigo. Y al Toro porque siempre nos quedamos hablando sobre las movidas y la noche.

Y a esta altura, si es que me siguen hasta el último renglón, al que me lee.

El próximo show de KNEI es el Olga Vazquez el 17 de julio. Puede ser el último show de ellos en La Plata, nunca está dicho nada, pero puede ser. LETICIA SOMA se fue el domingo a donde bajan los aviones junto a PICAPORTERS y MATACERDOS. El trío de rock psicodélico latino, latino pero local, se fue a encerrarse a Casa Fauna Estudios, para lo que será el primer disco de MONTAÑA ELECTRICA. Me invitaron a escribir el prólogo de ese disco y eso me pone más manija.



No hay comentarios:

Publicar un comentario