miércoles, 5 de agosto de 2015

Sangre de Humo: Bisonte - Viaje a Oriente - Guillotina


Sangre de Humo: Bisonte - Viaje a Oriente - Guillotina
Pura Vida Bar (La Plata, Buenos Aires) - Jueves 30 de julio


El jueves pasado se dio la última fecha del mes de julio en la que íbamos a estar con el Ciclo Sangre Caliente. Iba a ser una noche distinta porque íbamos a acoplarnos con la gente de Ciclo Estación Humo y gestionar la movida entre los dos ciclos. Fue una de las mejores ideas que podíamos gestar porque era acercarnos a un grupo de gente que tiene un corazón de oro y unas ganas de estar haciendo cosas, como los amigos de BISONTE, que manejaron 8 ediciones de su ciclo todos los domingos en la vieja estación abandonada de 12 y 72 en La Plata.

La movida fue un jueves en Pura Vida Bar. Había llegado después de las nueve de la noche y la bata y los equipos estaban sobre el escenario. Fer Quintela es demasiado pro como para que no quede nada prolijo. Los chicos de Bisonte iban a abrir y estaban probando sonido. Desde una cuadra de distancia se los podía escuchar y cuando me acerqué al bar de la cultura platense, por suerte solamente estaban probando sonido.

En esa noche no me tocó tener que estar en la puerta cobrando entradas. Esto se lo debo a Agustín, Damián y Tomás de BISONTE que se hicieron cargo de los detalles de esa noche. A mí me dio tranquilidad y una facilidad para ver cada banda.

La noche empezó con BISONTE. Desde el primer momento los platillos empezaron a volar, a hacer ese sonido estridente que si uno se acerca lo suficiente, pareciera que mueven el espacio en el que oscilan. La bata estaba muy bien microfoneada, sonaba perfecto. Me acuerdo que me acerqué a Fernando Quintela para decirle que los chicos de BISONTE la iban a romper. Dicho y hecho. Promediando el show, Agustín se dejó llevar con la viola en medio de una zapada muy psicodélica, muy space rock, en donde el humo salía de la boca de la gente para entrar en la viola de BISONTE.

Fue una noche donde el sonido stoner de BISONTE se lució de una manera especial y los pibes aprovecharon para dejarse ir. Hicieron un set con las canciones que tienen en su demo y llenaron el resto con ese material que vienen haciendo últimamente. La banda está tocando hace ocho meses, es un proyecto muy nuevo y me parece importante cuidarlo. De todas maneras, la noche del jueves fue uno de los mejores shows que vi de BISONTE. Tranquilamente ese show puede entrar en el podio de la vez que tocaron en Zenon Bar, la vez que volvieron de las vacaciones, o la vez que tocaron con GRAN CUERVO en el ciclo Estación Humo. Me acuerdo que para esa época, los chabones se habían encerrado en una quinta para armar y componer material nuevo, y el violero estaba algo manija con los discos de NEUROSIS, haciendo que todo el repertorio nuevo sea una cosa muy zarpada de post metal experimental muy interesante. El show del jueves pasado no tuvo nada de esto, fue un show más tirado para las cosas que acostumbran y cerraron un set muy stoner pesado, a lo BISONTE.

Luego fue el turno para VIEJE A ORIENTE. Esta nueva formación con base en San Miguel, zona oeste del GBA, está presentando por primera vez una propuesta y con esta nueva presentación, están recorriendo distintos escenarios del circuito local. La banda en sí es nueva, pero tampoco es una banda novata que salió de la nada. Fernando Borgia, violero de VAO, hace unos años atrás tocaba en la banda de psicodelia pesada llamada DOMA.

Como toda banda que, por distintas razones, se disuelve, siempre quedan esquirlas de voluntades para continuar. Así es que Fernando Borgia armó VIAJE A ORIENTE para seguir su camino en este ambiente y reclutó a Sebastián Cantarini en bajo y Franco Romero en batería. Estuvieron todo el 2014 maquinando el proyecto y recién en febrero de este año, grabaron un tema para ir mostrando el material. De ahí salió “Sendero al Cajón Azul”, una canción instrumental que los muestra en una zapada psicodélica bien power a lo vieja escuela.

El cierre estuvo a cargo de GUILLOTINA. La banda compuesta por Federico Marques, alias “el feta”, en bajo, Fernando Quintela en batería y Manuel Ponce de León en guitarra, tuvo su noche de cierre con un moño bien duro. Los tipos hacen rock instrumental. Creo que hay momentos en los que hay que hablar con palabras simples para expresar lo que tal banda hace. Estos chabones, de carácter duro y fuerte, tienen la habilidad de poder expresarse arriba del escenario de una manera especial. Ellos quizás no tengan letras en sus canciones, pero definitivamente a la hora de tocar, se puede decir que el power trío, con base en DORMIR SUCIO (Berisso), hacen hablar a sus instrumentos.

Desde la dureza con que se toca cada nota, cada base de bajo y cada golpe al tom o a los platillos, esos que vuelan por los aires a la hora del show, muestran un sentido superlativo en la expresión de un rock instrumental. A la hora de ponerme a ver la banda, no pude evitar pensar que he visto todos los shows de GUILLOTINA, menos uno que desconozco a esta altura por qué. Lo cierto es que una banda como esta, es una garantía de que la noche va a ser una noche especial, dada por una banda que no trata de estar fijada en ninguna escena y que tiene la pauta de mostrar cada sentimiento, cada movimiento del sentir con el placer de mostrar un repertorio zarpado.

La noche del jueves tuvo una propuesta muy interesante. El hecho de que hayan tocado tres bandas con tres propuestas distintas, hacía de esta unión de los dos ciclos, una propuesta que va más allá de la escena. Muchas veces a mí, por mi fetiche con el stoner, se me cataloga como una persona que solamente busco stoner. Si bien es cierto que en su momento lo hice, creo que es tiempo de buscar propuestas así, donde hay una variedad de propuestas que no secan la pija. Digo esto porque al paso del tiempo y de la experiencia de estar en movidas donde sólo hay bandas stoner, llegué a un punto donde todo suena igual e ir de show en show en donde siempre está la misma propuesta es bastante desalentador. Es importante que haya una banda stoner en la grilla, pero si terminamos poniendo arriba del escenario siempre las mismas propuestas, vamos a caer en escuchar todas cosas iguales con una diferencia muy sutil en las propuestas y eso es demasiado seca pija.

En cuanto a SANGRE CALIENTE, nosotros nos tomamos un descanso hasta septiembre. Fueron 15 ediciones, 16 si contamos la del jueves y de verdad fueron muy agotadoras. El mes de julio prácticamente hicimos una edición por semana y el cansancio se nota. Yo especialmente porque también estuve en otras movidas haciendo lo mismo que hago con SC. Lo bueno del mes de agosto es que me va a servir para cargar energías y preparar lo que se viene en septiembre.

En cuanto a ESTACIÓN HUMO, los pibes están frescos por el parate de las vacaciones de invierno y ya para el domingo 16 de agosto vuelven con sus propuestas domingueras y manijas en la Estación Circunvalación de 12 y 72.

Al que llegó a esta última línea, muchas gracias por leerme. Sé que son dos o tres, pero son importantes para mí.



VIAJE A ORIENTE




BISONTE




GUILLOTINA





https://www.facebook.com/estacionhumo
https://www.facebook.com/pages/Sangre-Caliente/317473838453197


No hay comentarios:

Publicar un comentario