miércoles, 14 de octubre de 2015

Desempolvando algunas magias: entrevista a Joao Loudet, violero de RAUKO {La Plata, 1995-2009} {Primera Parte}

 
RAUKO

• Joao Loudet - guitarra
• Hernan Quintela - bajo
• Fernando Quintela - batería
• Leito Vozdelmudo - voces

Periodo de actividad: 1995-2009
Lugar: La Plata

---------------------------------------------------

RAUKO nace entre Fernando Quintela, Leito Vozdelmudo, Joao Loudet y Hernán Quintela a finales de los 90s cuando la idea de fusionar todo lo pesado de los 70s (dígase Hendrix y Deep Purple) y todo lo pesado en los 90s (dígase Pantera y Down) con lo que estaba haciendo PEZ a nivel local en los 90s era más que suficiente para armar a una banda en La Plata.

La formación más característica, y en base a palabras de Joao, la tomo cuando empezaron a sonar "con los ojos cerrados". Cuando ya no necesitaban verse para saber a dónde ir y ello se da cuando los hermanos Quintela, Leito y Joao formaban RAUKO. En esta etapa graban el disco, es la etapa coincidente a la época Cromañón, cosa que les hace retrasar la grabación de su primer y único larga duración un año más. Luego vendría Manuel Ponce de León a suplir a Hernán Quintela en bajo y más tarde su disolución definitiva.

Desde el primer momento de la entrevista se me había advertido que no se iban tener en cuenta las fechas concretas de cada formación pero esto siempre me tuvo sin cuidado. De todas maneras, esta va a ser la primer parte de la entrevista ya que me queda más material que fue transcripto y que voy a ir soltando en una parte más o en dos. Dependiendo del espacio que me ocupe en una publicación.

Lo cierto es que entrevistar a un guitarrista que está tocando en otra banda sobre un proyecto ahora disuelto era todo un tema. No quise parecer un irrespetuoso pero me parecía que tenía muchas inquietudes sobre una banda que tomaba elementos de lo progresivo de PEZ, lo pesado de PANTERA y lo experimental de los 70s.

También porque quienes tocaron en RAUKO eran los que eran. Leito de Cuco, Fernando Quintela de Batataë Zplit y Guillotina, Hernán de El Negro y Tritones, Joao de Butchered y Manuel de Batataë Zplit y Guillotina. Son todos monstruitos de bandas locales que se mueven en el circuito local y que tienen origen en RAUKO.

Era la neta de la neta, y si uno buscaba en internet, no había nada sobre ellos.




------------------------------------------------
El espacio donde se realizó la entrevista fue una cancha de futbol 5. El contexto de gente entrando y saliendo después de jugar al fútbol daba un lugar acotado para estar conversando sobre la historia de una banda pero la informalidad me caía muy bien y el hecho de que sea en la canchita donde trabaja Alfredo Mario de Gran Cuervo y animal organizador de Sangre Caliente, hacía que todo sea más fácil.
Muchas gracias Alfre por el espacio y la onda.
Gracias Joao por el tiempo!
Más adelante se viene el resto de la entrevista.


ENTREVISTA CON JOAO LOUDET SOBRE RAUKO
 JULIO DE 2015 - LA PLATA.


Contame un poco como empiezan a formar RAUKO, desde sus primeros inicios en 1995 hasta finales de los 90s en La Plata.


Joao Loudet: Con Fernando Quintela teníamos una banda que se llamaba KIRIN BADRA; que nos empezamos a juntar por medio de un amigo del colegio que teníamos en común. Con Fernando nos conocemos desde que tenemos 15 años.  Y empezamos a tocar y a zappar; Fernando en esa época no tenía bata, tenía un bombo legüero. Empezó a usar la batería de nuestro amigo, una batería sonic de doble bombo, ocho cuerpos…

Alfredo Mario: La de Nicko McBrain… !

Joao Loudet: Era esa batería, y Fernando nunca había tocado una bata, imaginate! Cuando íbamos a la casa del loco, a Fernando los ojos se le abrían y era la recontra bata! Ibas y tocábamos. Y al loco, que puso la bata, lo mandamos a cantar. Después de ahí, nos separamos creo que en el 1997 con esa banda. Pero antes de disolvernos, grabamos dos demos en una porta-estudio y en ese primer demo, metimos “Introducción, Declaración, Adivinanza” de Pez. Y eso fue a los 15 años.

A partir del 1997, Fernando empezó a tocar con unos amigos del barrio Villa Argüello y en una de esas bandas estaba Leito Aguilera con su remera de Iorio de Almafuerte. Así como le cabía esa banda, también le gustaba A.N.I.M.A.L. Pero también, era el único loco en el ’97 que tenía el primer disco de Down. En esa época, no sabía de Down y que nadie que escuchara Down. Nosotros con Fernando éramos re cabeza de Pantera y viene Leito y nos dijo, escuchá esto, empezó el primer tema y yo no lo podía creer. Y digo, “¿y cómo? ¿De dónde salieron éstos? Una locura.”

Después empezamos a tocar Leo, Fer, yo y un amigo del barrio que se llama Emanuel. Hicimos un par de temas, y a partir de ahí, agarramos papelitos y escribimos nombres para hacer bollitos.

En esa época Leo estaba muy Tolkien y hay un libro que se llama “El Silmarillion”, que había un personaje que se llamaba Rauko. Supuestamente, me acuerdo lo que me había dicho en esa época porque no leí el libro, el personaje era medio cuasimodo que lo discriminaban, y volvió como príncipe de las tinieblas con el nombre de Rauko.



Donde salían a tocar las primeras veces?


Joao Loudet: Unas de las primeras veces, no me acuerdo si fue en Plaza Italia o en el Cafetal, en la parte de arriba del Cafetal. Tocamos con Villanueva, que es una banda re vieja de acá, que hace heavy rock, que hasta el día de hoy, los locos están activos.

Pero la primera fecha fue el 1° de diciembre del ’97 o ’98, que un preceptor de Leo lo invitó para La Lucha Internacional en Contra del SIDA.  Durante tres años, los 1° de diciembre, tocamos en Plaza Moreno. A la altura de Av. 51, armaron un escenario.



Creo que hay una foto de un show de Rauko en Plaza Moreno…


Joao Loudet: Ni hablar. Hay una foto que está Leo con pelo largo y yo con una guitarra roja, porque la costumbre mía con Rauko era que en los ensayos estuviera todo bien, pero cuando salíamos a tocar, cortaba cuerda y me quería morir.



¿Qué viola usabas cuando tocabas con Rauko?


Joao Loudet: La viola que usé para Rauko y con la que más compuse, era una Strato blanca, como si fuera modelo Richie Sambora, con doble bobina atrás y muy pegador. Después la cambié mano a mano por una Epiphone Gold.



¿Qué lugares había en esa época?


Joao Loudet: No había muchos lugares, pero estaban Arena, El Sótano, Chacal. Lo que sí había era la posibilidad de tocar en plazas o veía bandas que alquilaban clubes de barrio.

Alfredo Mario: En capital estaban las movidas de hardcore, en lo que era Buenos Aires Hardcore, en un momento en que no había lugares, alquilaban clubes…

Joao Loudet: Es que no había nada, loco. No había cabida de nada. Yo he hecho movidas en bochas de clubes.



Me hablaste de Leo, de Fernando, pero todavía no me hablaste de Hernán.


Joao Loudet: A fines de los ’90, entró un bajista amigo nuestro que se llama Poger. El loco duró más o menos tres años, sacamos el primer demo y el loco se fue. Prácticamente nos quedamos en bolas porque todos nuestros amigos que tocaban el bajo, todos tenían sus bandas, nosotros teníamos una afinación especial, sonábamos bastante grave, entonces ninguno tenía un bajo de cinco cuerdas y Hernán tenía 15 años y no sabía tocar nada.

Con Fernando lo habíamos hablado y le dijimos “loco, ¿le decimos a tu hermano?” Lo vimos que estaba un poco interesado porque en esa época Hernán se quedaba en los ensayos y tenía la curiosidad de la música.

Y preparamos una sorpresa. El día que cumplía años, a la noche lo agarramos y lo invitamos a sumarse a la banda. Hernán no sabía tocar nada, pero le digo, “vos no te preocupes, entre Fernando y yo te vamos a enseñar a hacer todo lo que puedas hacer con el bajo”. Y de a poquito, el loco empezó, con un bajo prestado, a perder la timidez.

Hasta que para mí, fue la mejor etapa con Rauko. No sé si musicalmente en cuanto a virtuosismo, pero claramente en cuanto a la conexión de cuatro personas, esa formación fue la más grosa. Esa formación fue tremenda porque no nos mirábamos y arrancábamos y parábamos totalmente conectados. Y era llevar un riff y saber que la base que hacía Fernando estaba buenísima, la voces que hacía Leito era zarpada y lo que hacía Hernán estaba zarpado también.

Entonces era tocar y tocar y tocar. Zapar mucho y fue la época en la que más duramos en cuanto a formación y con la que más tocamos en distintos lugares.

Después con Manuel en bajo, que entra más o menos en el 2005, estábamos en otro escalón. En el aire había mucho Mars Volta, pero no por nosotros, sino por todo alrededor. Porque en esa época se empezó a traer los ‘70s en la música, mirabas MTV y veías un recital en vivo de Mars Volta, lo cual era rarísimo. Pongo el ejemplo de Mars Volta porque…

Alfredo Mario: Mars Volta a nosotros nos rompió la cabeza. A Gran Cuervo, al principio nos había volado la cabeza. Porque además a mí me cabía At the Drive-In y cuando Mars Volta sacó dos discos, nosotros dijimos “hay que ir un poco para ese lado…”.

Joao Loudet: Eso siempre lo tuvimos con Rauko. Musicalmente, sin querer o queriendo, el padre de Fernando nos influenció mucho. Cuando iba a la casa de Fer, el padre de él, tenía discos de Hendrix, de Deep Purple, de Zeppelin, y discos piolas. Tenía el “In Rock” de Purple, tenía uno en vivo de Hendrix donde escuchamos unas de las mejores versiones de “Machine gun”, un tema que hicimos después. Era una biblia, loco.

Igual siempre era entre lo pesado y los ‘70s.  No podíamos renegar de nuestro lado Pantera y no podíamos dejar nuestro espíritu de los ‘70s, de tocar y cero barrera. Más sabiendo que no había una banda que haga esto, que tenga la raíz de la música en los ‘70s y lo contundente de una banda pesada de los ‘90s. Éramos enfermos de Pantera, enfermos de Pez, enfermos de los ‘70s, ¿Entonces qué iba a salir? Iba a salir algo enquilombado y con buena onda.






La primer fotografía es de Gody Mex
Las restantes es cuando Manuel Ponce de León ingresó a RAUKO 
y no encontré datos sobre el fotógrafo



No hay comentarios:

Publicar un comentario