lunes, 5 de diciembre de 2016

Ciclo Kamikaze: Persona / Ectoplasma / La Tumba / Santino {review de la noche}


Crónica: Gustako Cornejo

Primero pónganse en la mirada de la voz hegemónica (la voz de la gorra). Vivimos algo diferente y por eso lo catalogaremos de monstruoso, en el Ciclo Kamikase. Esto es objeto de rechazo y clausura. Lo que no conocemos nos aterra. La autonomía de su comportamiento es enemigo…

Cualquier corresponsal que esté al día no se ofrecerá como testigo separado del objeto de esta crónica. Pasaré a escribir de un movimiento del que todxs fuimos parte, una noche de ensueño sin ratis, sin ningún problema.

En las afueras de Buenos Aires, en Maschwitz, se realizo el sábado 3 de diciembre, la última versión 2016 del Ciclo Kamikaze, organizado por LA TUMBA DEL ALCA y el TALLER DE REMEDIOS.

Quienes son estos chicxs? Son un foco de autogestión, música-discos-grafica y más. No se queman por el amor que ponen, si no se quemarían por su intensidad que es una sorpresa. La reunión fue en el viejo cine. Para qué sirve un viejo cine sin techo? Anoche respondimos entre todxs (para el Poder sería material para la demolición y posterior negocio) que sirve para hacer lo que no conocemos. Para descubrir y transformarse. Nos sirve para vivir.

Los chicxs planean una fecha (así me lo imagino) y se suma a participar toda una banda de personas. El interés se proyecta y llega a diversos lugares. Teníamos un galpón (sin techo) para ocupar. Se debe escribir que el lugar, el Centro Cultural El Bondi, se ha ido desarrollando y está mejorado.  Entonces los chicos preparan el sonido. Nosotrxs preparamos la feria. Y toca SANTINO BELTRAMINO. El rollo de la energía entre las personas que es invisible, aquí parece que se ve de tanto que se siente. SANTINO canta lejos del micrófono, los amigos sueltan lagrimones (?). Las letras, como pasa en la poesía, no sabemos de dónde salen, si todo aparentemente es normal en seguida se muestra que viene de un lugar raro. Nosotrxs nos quedamos con el gusto que deja. Sube Lucas y Luca. Trío de guitarras. Santino estaba emocionado y agradecido, y nos sentimos igual nosotrxs. Había chicas y chicos que pueden hacer crecer el optimismo. Toda la actividad emitía sin la barrera del techo, sus vibraciones hacia las estrellas. Había una luna chiquita. Una pantalla gigante que era toda la pared del fondo del edificio. Ahí todos vimos las imágenes moverse. ECTOPLASMA con ritmos repetitivos de batería y guitarras con distorsión, también fue un fenómeno visual que rememoraba las imágenes de los microscopios, de la naturaleza (?), cruce análogo-eléctrico, con la ayuda de un retroproyector. Más experiencias para los sentidos, ya estábamos medio embriagados y no era (solo) copete sino que también era la propuesta de ese trío. Tuve la oportunidad de acercarme al aparato y probar yo mismo los resultados sobre la pared gigante del viejo cine de Maschwitz.

Tuve la impresión de que copamos el lugar de la mejor manera, y la gente seguía llegando. No vi a nadie sin un vaso. Si alguien quiso algo, se lo dieron sus vecinos, quienes compartían cerca.  Las personas más jóvenes fueron bien recibidas, padres y madres también.  Toca PERSONA. Siguen las visuales acuosas gigantes. SELLO CABELLO. SATURNO 5 también  estuvo en esta edición del KAMIKAZE. Y menciono más proyectos para tratar de dar cuenta de la red que sostiene-acompaña lo de estos compañerxs-amigxs.

LA TUMBA DEL ALCA es una banda instrumental. Silencio y persecución. (Siguen los nombres sugerentes) es su nuevo disco cuya presentación en vivo cerraba esa noche en Maschwitz). Me queda recomendar bajar su disco y asistir a sus concierto cada vez que puedas. Sobre todo, LA TUMBA DEL ALCA tiene una forma de comportamiento y de los afectos, un sentido práctico, que proviene de hacer las cosas, hacerse cargo de un concierto, resuena a hacerse cargo de la vida (?), de las situaciones.

Esa cosa sin forma. La conducta. El sentir entrelazado. Del CICLO KAMIKAZE lo importante es inenarrable. Queda la formula: tocó SANTINO, ECTOPLASMA, PERSONA, LA TUMBA DEL ALCA. (Usted, señora, lector o lectora sabe que es el ALCA). Ellos tiene un integrante que es Mateo que hace visuales y luces y está a cargo del TALLER DE REMEDIOS (el Taller es material para una crónica larga por si solo). Principalmente se proyectó el nombre LA TUMBA DEL ALCA en seguidilla de distorsiones visuales. Se veía-escuchaba impactante el conjunto.

Y voy a citar: La TUMBA da cátedra (seria una universidad marginal, del conurbano profundo, para mí una anti-universidad), te queda bailar para disimular, para sobrellevar el impacto y después pensar irte con otra perspectiva. Caminar hacia la parada con otra perspectiva. Mirar a Esteban (de PERSONA) con otra perspectiva. Así sucesivamente.

Me alargo al final para anunciar la fiesta del prox. Sábado 10 de diciembre celebramos el cumple del Colectivo Caracol Rojo, será concierto y ocasión para que algún asistente, si agudiza su sentir, pueda comprobar algunas de las cosas de lo que va este cuento del último Kamikaze del año. Oportunidad que trae a la TUMBA a La Plata y a muchos amigxs más.



1 comentario:

  1. Buenísima reseña!!! muy profunda en palabras expresando de manera sútil pero efectiva transmitiendo lo que pasó aquella noche a quienes no pudimos ir.. Saludos y gracias!!

    ResponderEliminar